Justicia a la medida y a nuestro antojo

Si de algo tenemos que sentirnos orgullosos en las democracias occidentales es que hemos conseguido unos sistemas “lo más justos” posible de entre todos los que se han desarrollado a lo largo de la historia.

Cuidado, no digo que sean los mejores posibles, todo se puede mejorar y nuestros sistemas por supuesto que también. Pero una cosa es lo que yo digo que se puede hacer sobre papel y otra muy distinta lo que luego se puede llevar a la realidad. Creo que un sistema como el de las democracias occidentales que nos ha traido paz y prosperidad, solo me indica que va por el buen camino. (en absoluto que sean perfectos)

Relojes inteligentes

¡ Ahora desde 9 € !

Así pues ¿estamos en el sistema perfecto?  NOOOOO, pero digamos que es lo menos malo, lo demás son paparruchadas de conversaciones de bar que no llevan a ningún sitio. Los ideales que sobre papel (todo se aguanta), los deseos y los sueños son geniales pero la historia nos dice que al final nada de eso ha funcionado y por eso digo de coger lo menos malo, por supuesto evolucionando a algo mejor.

Ahora bien en nuestro sistema hay algo que debe imponerse sobre lo demás y es la ley. Si podemos saltarnos la ley según nuestro antojo, el sistema deja de ser justo, puesto que la justicia no está actuando correctamente. Es así cuando surgen las grandes insatisfacciones y las grandes críticas al sistema. Hay unas reglas de juego y hay que cumplirlas.

moviles-chinos-baratos

Ver todo el catálogo de móviles >>>

Por supuesto que las reglas no son infalibles y si están mal hay que cambiarlas pero siempre siguiendo los cauces legales, sino podemos llegar a esas incongruencias de que según me convenga puedo hacer lo que yo quiera, puesto que la ley la puedo moldear a mi antojo. Si damos pie a eso, dejamos que los grandes grupos de comunicación tomen el poder.

Si mañana un grupo de comunicación (un lobbie) o cualquier grupo organizado, puede hacer que una masa importante de gente clame por algo y los jueces y políticos asustados por esa masa moldean la ley para satisfacer a esa masa, habremos incurrido en una gran injusticia y nos habremos cargado el sistema.

Como digo si una ley está mal y el pueblo para vivir mejor cree que hay que cambiarla se cambia, no quiero ser inmovilista ni mucho menos en ese sentido, pero para eso hay unos cauces, se cambia la ley y a partir de ahí a volar ya hemos creado un marco más cómodo y mejor para la convivencia en esa evolución que siempre debe existir.

Lo importante aquí es que seamos conscientes de los mecanismos de cambio….. La presión social puede ser un mecanismo de cambio de leyes PERO NUNCA  un mecanismo de no aplicación de una ley. Si fuera así bastaría entonces alguien con el suficiente poder como para orientar a las masas en un sentido y con eso ese alguien podría conseguir puntualmente lo que desease, por encima de la ley. ESE NO ES EL CAMINO, pues entonces quedaría una ley que se aplica o no según poder de convocatoria tenga el acusado…… ¿¿¿???

Pues bien en los últimos días estamos viviendo un caso que a mí me esta resultando extremadamente chocante…. cuando menos y va en el sentido que he comentado: Un grupo de presión (feministas, me da igual podría ser otro es lo de menos), que orienta a una señora para hacer algo y a la sociedad buscando su apoyo. Hablo de el caso de Juana Rivas (ver mas).

Hasta donde yo entiendo si yo tengo que entregar a mis hijos a mi mujer por orden de un juez eso va a misa…. (si las leyes están mal se cambian, pero si no hay que aplicarlas). Esta señora no se sabe donde tiene a sus hijos ¿¿¿????.

Mi pregunta va en ese sentido, según eso esta señora esta delinquiendo y por tanto debe ir a la carcel, no mañana, HOY MISMO. Sin embargo la presión social nos quiere vender a una heroina moderna. ¿Donde está la heroicidad en saltarse la ley?.

Lo otro sería prevaricación del juez por haber dictado una sentencia en contra de esta señora a sabiendas….. pero aquí partimos que el juez ha aplicado correctamente la sentencia y esta señora debe entregar a los niños a su padre.

Que alguien me lo explique, si este este señor tiene según la ley vigente derecho a sus hijos ¿porque no los tiene?

Imaginamos el caso al revés. ¿Acaso no estaríamos apedreando a este señor por secuestrador, bla, bla, bla,…..?

En fin, yo no entiendo nada. Solo tengo clara una cosa, la ley tenemos que cumplirla todos y cuanto más extrictamente mejor para todos y como digo sin miedo a cambiar lo que haga falta por los cauces legales siempre.

Lo demás es caos y desorden y una cosa debemos tener por seguro:

En el caos y el desorden los más perjudicados seremos siempre los de clases medias bajas

Moralmente NO tenemos derecho a quejarnos si pedidos que se incumpla la ley SI tenemos todo el derecho a pedir que si esta ley no es adecuada se cambie. Pero ¿como pedimos que se permita saltar la ley porque según nosotros estamos en posesión de la verdad?, ¿acaso no podemos confiar en los jueces? ¿Qué leyes se pueden saltar y cuales no? y por último y más importante ¿quien se puede saltar la ley y quién no?

En una sociedad justa, estas preguntas no deberían tener ningún sentido. En nuestra sociedad depende para qué, son totalmente válidas…….No sé qué pensar……

Las mejores ideas para regalar

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*